Un buen hosting Para empresas

mejor se adapte a tu empresa.

¿Qué tipo de hosting le conviene más a cada empresa?

Una buena parte del alcance de un negocio depende del posicionamiento de su sitio web en los buscadores de Internet, específicamente ¡Google!; actualmente, vivimos en una era en la que todos estamos conectados a la red, esto significa que la empresa que no se encuentre con facilidad, virtualmente no existe para aquellos clientes o socios potenciales que estén buscando sus productos o servicios.

Por esta razón, es prioritario e imprescindible para el equipo empresarial, contar con el hosting más adecuado para sus necesidades comerciales; éste, garantizará el funcionamiento óptimo del sitio y de sus distintas aplicaciones cuando sus prospectos decidan realizar la búsqueda.

Para saber qué tipo de hosting le conviene más a tu empresa, sea cual sea su ámbito, tamaño, presupuesto y cantidad de público objetivo, hay que considerar los siguientes aspectos fundamentales:

  • El caudal de tráfico del sitio web, que indica los gigabytes que podrán descargar los internautas que la visiten.
  • El espacio de almacenamiento en megabytes de archivos como bases de datos, elementos multimedia y direcciones de correo electrónico (también es muy importante la cantidad de cuentas posibles).
  • El ancho de banda para transmitir los datos, pues determina la rapidez con la que se cargará el sitio web.
  • El lenguaje de programación más efectivo para el caso concreto.
  • La funcionalidad del panel de control del hosting y sitio web.

Tipos de Hosting

Gratuito: tiene la ventaja de que no se paga por la prestación; sin embargo, sus recursos dejan mucho que desear en todos los sentidos. Suelen añadir publicidad que incomoda a los visitantes y estropea su estética, sus plantillas de diseño son muy limitadas y, en general, le dan un aire poco profesional a la compañía.

Compartido: Es económico y muy habitual, alberga diversos sitios web que se reparten la velocidad y la eficacia de los recursos de un servidor; normalmente, no suele suponer ningún problema para sus capacidades.

VPS o Servidor Virtual Privado: Es un hosting robusto y eficiente; su funcionamiento depende de una creación de servidores virtuales aislados dentro del mismo servidor. Aunque comparten recursos físicos, en la práctica, cada VPS funciona como si fuera Dedicado sin importar que tenga un poder de procesamiento menor.

Dedicado: Es el más potente de todos, normalmente hospeda un solo sitio web en su servidor de forma exclusiva, sin embargo, su poder de procesamiento le permite alojar varios sitios web sin ningún tipo de problema. Aunque su potencia optimiza los recursos, su precio es superior al del resto de las opciones de hosting; también, es muy importante que el nivel de conocimiento técnico sea alto, pues el equipo empresarial debe contar con especialistas, responsables de suministrar el servicio y gestionar su correcto funcionamiento.

Los proveedores de Hosting ofrecen diferentes planes y herramientas que se ajustan a todo tipo de requerimientos. HostGator, por ejemplo, ofrece planes en los que puedes alojar desde un Sitio Web pequeño, hasta uno corporativo o una tienda virtual con alto tráfico.

Todos los planes cuentan con:

  • Gran espacio de almacenamiento, transferencia y bases de datos.
  • Direcciones de correo electrónico ilimitadas.
  • Más de 300 aplicaciones.
  • Cientos de plantillas con paneles de control fáciles de usar.
  • Directorios protegidos.
  • Varios lenguajes de programación.
  • Copias de seguridad automáticas.
  • Soporte técnico y monitoreo.
  • Protección de robo de dominio.

Además, algo que llama especialmente la atención, fue el hecho de que su hosting es ecológico; en HostGator invierten en la generación de energía eólica para compensar las emisiones de sus servidores.

Recuerda, lo más importante es que encuentres el tipo de Hosting más adecuado para tu empresa. Analízalo muy bien y ¡toma la mejor decisión!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*