El Hospedaje en la nube para principiantes (Cloud hosting)

Una de las palabras más populares en la industria mundial del hospedaje web hoy en día es la “Nube” o cómo generalmente se utiliza en inglés, “cloud“. Esta palabra se está pronunciando con cada vez más frecuencia en los departamentos de sistemas de las organizaciones medianas y grandes y es frecuentemente asociada con menores costos, departamentos de sistemas más pequeños y “cero complicaciones”. Suena excelente, ¿verdad? Sin embargo no todo lo que brilla es oro y es necesario ver de que se trata todo esto; entenderlo de una vez y descubrir sus implicaciones.

¿Qué es el cómputo de nube (cloud computing)?

El cómputo de nube es cualquier servicio en tiempo real que se utiliza a través de internet en la modalidad “paga solo lo que consumes” o “software-as-a-service” (software como servicio) en dónde los recursos son virtualizados para el usuario que no paga por la propiedad de toda una infraestructura y el personal asociado sino solamente por el uso preciso que haga de ella.

Vamos a poner un ejemplo práctico:

Cuando una empresa quiere hospedar una nueva aplicación en línea para sus usuarios normalmente tiene que calcular los siguientes costos:

  • Servidor(es)
  • Equipo de red
  • Instalación de red
  • Espacio físico con facilidades de centro de datos básicas (energía y conectividad redundantes, control de temperatura)
  • Seguridad física y virtual
  • Personal de IT que controle toda la instalación y haga que las cosas funcionen

Como podrán imaginar los costos de lo antes descrito aumentan y se multiplican hasta que se hacen prácticamente impagables para muchas organizaciones.

El “computo de nube” intenta evitar esto virtualizando los servicios, es decir, alguien más instala toda la infraestructura y le “renta” a los clientes únicamente lo que cada uno de ellos utiliza (como el recibo de luz, por ejemplo, si gastas más electricidad pagarás más, si gastas menos, pagarás menos).

Aunque esto parecería un sueño hecho realidad para la mayoría de los administradores de sistemas, el hospedaje web de nube aún no está completamente estandarizado en todas las empresas alrededor del mundo y la calidad de los distintos servicios que existen pueden variar fuertemente entre los diversos proveedores que los brindan. Por tanto, aquí mostramos algunas de las ventajas y las desventajas de utilizar el cómputo de nube para nuestros sitios web y aplicaciones.

Ventajas del hospedaje web de nube

“Reducción” de costos

Este es uno de los principales aspectos por los que la “nube” está adquiriendo importancia. Existen distintos reportes de disminución de costos en infraestructura de IT de hasta 30%, sin embargo, cabe mencionar que estas reducciones solamente se pueden lograr si existe una clara y bien lograda estrategia de ahorro por parte del departamento de sistemas. Si no se hace cuidadosamente, utilizar los servicios de nube puede resultar incluso más costoso que trabajar con infraestructura en outsourcing o propia.

Pago por uso

El esquema de “nube” implica por lo general pagar únicamente por lo que se usa, lo cual en sí es una ventaja siempre y cuando tomemos en cuenta de la variabilidad que esto causará en nuestras cuentas mensuales dependiendo del uso de la nube.

Adaptabilidad y flexibilidad

Otra de las grandes ventajas “anunciadas” del cómputo de nube es la posibilidad de adaptarnos rápidamente ante un súbito incremento en nuestros requerimientos. Sin embargo hay que tener en consideración que a la fecha ningún proveedor de hospedaje de nube en el mundo ofrece una “flexibilidad” infinita y si nuestros requerimientos aumentan exponencialmente tendremos que tener una estrategia de crecimiento emergente o un “plan B”.

Desventajas del hospedaje web de nube

Falta de confianza

Las compañías que se deciden por hospedarse en la “nube” tienen que estar conscientes de que su información se encuentra completamente bajo control absoluto de otra compañía que adicionalmente la tiene “esparcida” a lo largo de toda su infraestructura. Para algunas compañías, el nivel de confianza entre empresas y compromiso que requiere este tipo de relación es demasiado alto como para optar por el cómputo de nube.

Seguridad

El que nuestra información se encuentre “virtualizada” en una infraestructura grande significa que pedazos de la misma conviven con información de otros clientes. Cualquier problema en la seguridad del software de virtualización de nuestro proveedor, o en general de su infraestructura, puede llegar a ocasionar que nuestra información quede vulnerable.

Desempeño pobre

Hay que recordar que la capa de “nube” de los servicios de cómputo de nube agrega un nuevo nivel de procesamiento para nuestra información que por lo general se encuentra distribuida entre diversos equipos que en ocasiones incluso se encuentran en localidades separadas. Esto agrega latencia a nuestros procesos que en ocasiones puede reflejarse en un desempeño más pobre de nuestros sistemas.

Costos fluctuantes

Al pagar por uso (como los servicios de luz, agua, etc.) puede resultar más difícil calcular nuestros costos mensuales si tenemos fluctuaciones de uso, lo que puede desestabilizar los requerimientos financieros del departamento de sistemas de la compañía.

 

Cómo podemos ver, el hospedaje web de nube no es ninguna panacea y es necesario evaluar la conveniencia de cada una de las opciones para el caso particular de nuestra empresa u organización.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*